¿Qué hacer con el dinero ahorrado en depósitos?

A Lunes, 07 Abril 2014. Publicado en Gestión de patrimonios

Lo más aconsejable es diversificar con otro tipo de inversiones que cuenten con mayor potencial de revalorización sin tener que asumir un mayor riesgo.

¿Qué hacer con el dinero ahorrado en depósitos?

Las remuneraciones de los depósitos están continuamente a la baja. Muchas entidades financieras han recortado por debajo del 2% la rentabilidad que prometían. Solo unos pocos bancos extranjeros resisten con sus ofertas. Es el caso del Banco ecuatoriano Pichincha que sigue comercializando sus depósitos a 12 y 18 meses al 2,40% TAE. También es posible contratar un producto a seis meses al 2,20%, pero siempre a partir de 50.000 euros y con liquidación trimestral de los intereses, según el portal financiero iAhorro.com.

Por lo tanto, si la rentabilidad está en continuo descenso, ¿es recomendable seguir invirtiendo en depósitos? Lola Traver, responsable del departamento de Planificación financiera de ATL Capital, asegura que ahora muchos inversores se están planteando una nueva estrategia para su ahorro. En su opinión, se debe afrontar cualquier inversión siempre de una manera planificada, con una correcta previsión de necesidades futuras, recursos y plazos.

Según PROFIM, empresa de asesoramiento patrimonial, lo más aconsejable no es dejar de invertir en depósitos sino diversificar con otro tipo de inversiones que cuenten con mayor potencial de revalorización sin tener que asumir un mayor riesgo.

Si su perfil de riesgo es, por ejemplo, equilibrado (ni muy conservador ni muy agresivo), la propuesta de inversión que recomienda PROFIM, teniendo en cuenta la actual situación de los mercados financieros es la de destinar una parte a fondepósitos y otro 10%, por ejemplo, a la inversión en deuda pública periférica (principalmente española e italiana) y cuyo vencimiento sea inferior a cinco años. Esta inversión se puede hacer comprando directamente la renta fija (Letras del Tesoro o bonos) a través de cualquier banco o sociedad de valores o se puede hacer comprando participaciones de fondos de inversión de renta fija que apuesten por el mercado de deuda pública española o italiana. Dos fondos de estas características que se están recomendando bastante en PROFIM son Amundi Fondtesoro Largo Plazo y BBVA Bonos España Largo Plazo.

Otra opción es también la de destinar por ejemplo, un 40% a fondos mixtos de renta fija y variable que cuenten con una gestión activa y flexible. Dentro de esta categoría se incluyen los fondos que invierten tanto en bonos como en acciones. Entre los fondos mixtos de renta fija (el máximo que pueden invertir en renta variable no supera el 30%) se recomienda por PROFIM, Cartesio X, Gesconsult Renta Fija Flexible y M&G Optimal Income.

El resto del dinero susceptible de ser invertido se puede destinar a fondos de renta variable. Principalmente a través de fondos globales de gestión dinámica (el gestor diversifica entre los principales mercados bursátiles del mundo en función de sus perspectivas macroeconómicas), así como a través de fondos de renta variable norteamericana (con riesgo de divisa cubierta), renta variable española y del resto de Europa.

Según Sophie del Campo, Directora general de Natixis Global Asset Management para Iberia y Latinoamérica, ahora es un buen momento para invertir en renta variable europea. La clave es conseguir controlar la volatilidad y gestionar el riesgo, que son dos de las mayores preocupaciones de los inversores en la actualidad, como reflejaba la última encuesta a inversores de NGAM.

Fuente : EL PAÍS

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

No tweets found.
Volver

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto